Moody’s ha confirmado el ‘rating’ de Merlin Properties a largo plazo en ‘Baa2’ y ha cambiado su perspectiva desde ‘estable’ hasta ‘positiva’, como consecuencia de la venta a BBVA de la cartera de oficinas bancarias de la socimi por cerca de 2.000 millones de euros.