Philips registró pérdidas de 151 millones de euros en los tres primeros meses de 2022, en contraste con el beneficio atribuido de 39 millones de euros contabilizado en el mismo periodo del año pasado, según ha anunciado la compañía holandesa.