El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido responder «a nivel europeo» al incremento de precios del sector energético, teniendo en cuenta su peso en el IPC, que se ha disparado hasta el 7,6% en febrero, dos décimas más de lo esperado y su tasa más alta en 36 años.