El precio de la gasolina y del diésel sigue imparable y esta semana vuelve a batir otro récord histórico. La guerra de Ucrania ha impulsado el precio medio de la gasolina, que ya se paga a 1,679 euros, al igual que el del gasóleo A, que se eleva hasta los 1,581 euros.