La asamblea general de mutualistas de Purísima Seguros ha rechazado iniciar un proceso societario o acordar la disolución voluntaria, por lo que la mutualidad se debate entre la disolución forzosa o la búsqueda de una alternativa de viabilidad.