La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado que una mayoría de transportistas «quiere trabajar», pese a admitir que el sector se encuentra en un momento de «extrema complejidad e incertidumbre», a causa de «la crisis por la invasión de Ucrania y de los precios del combustible, de la materia prima y por las dificultades en la distribución».