La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha defendido la racionalización del gasto público que su Departamento prevé aplicar a través de la nueva Ley de Movilidad Sostenible, con la que el Gobierno espera ahorrar hasta 8.000 millones de euros en ineficiencias presupuestarias en una década.