Repsol ha iniciado acciones legales contra el armador del buque petrolero Mare Doricum por el accidente que produjo a mediados de enero el derrame de más de 10.000 barriles de petróleo en aguas de Perú.