El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha considerado que la escisión del grupo en dos compañías permitirá ser «más competitivos» a la hora de buscar «nuevos proyectos de crecimiento en el futuro».