El Gobierno de Rusia ha aprobado este lunes una lista de estados y territorios que han llevado a cabo «acciones hostiles» contra Rusia, tras lo que permitirá a los ciudadanos y a las empresas rusas pagar en rublos las obligaciones en divisas que mantengan con acreedores extranjeros de estos países.