Sacyr registró un beneficio neto de 20 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que supone una reducción del 21% respecto al mismo periodo de 2021, debido a que el beneficio del año pasado incluyó la participación en Repsol.