Seat cerró 2021 con unas pérdidas netas de 256,3 millones de euros, frente a los 194,2 millones negativos de 2020, un 32% más, a causa de la crisis de semiconductores, que ha impactado en la capacidad de producción y ventas de la empresa, y a los menores dividendos de sus empresas participadas.

Generated by Feedzy