El grupo industrial alemán Siemens ha anunciado este miércoles la suspensión de todos sus nuevos negocios en Rusia, así como de las entregas internacionales dirigidas hacia este país.