Société Générale ha suscrito un acuerdo para vender la totalidad de su participación en Rosbank y las filiales de seguros rusas de la entidad a Interros Capital, el anterior accionista de Rosbank, fundado y dirigido por Vladimir Potanin, considerado la mayor fortuna de Rusia, tras lo que el banco francés asumirá un impacto adverso de unos 3.000 millones de euros.