Socios parlamentarios del Gobierno como Esquerra Republicana (ERC), EH-Bildu, Más País-Equo o Compromís han avanzado su respaldo a una posible rebaja de la fiscalidad aplicada a los hidrocarburos, pero han reclamado al Gobierno más medidas en el sector eléctrico, entre ellas acabar con sus beneficios extraordinarios y una subida de impuestos a las grandes compañías eléctricas.