S&P Global Ratings ha avisado de que la «inminente» fuerte desaceleración económica que sufrirá la eurozona provocará una rápida reducción del volumen de créditos y actividad comercial de los bancos europeos, que seguirán siendo rentables en 2022 y 2023.

Generated by Feedzy