El fabricante de eléctricos Tesla ha recibido la aprobación final para establecer su fábrica en las afueras de Berlín (Alemania), lo que refuerza el impulso de la firma californiana para expandirse en el creciente mercado de vehículos eléctricos en Europa.