TikTok construirá, con la ayuda de un socio externo, un centro de datos en Dublín que servirá para alojar los datos de sus clientes de Reino Unido y el Espacio Económico Europeo como parte de su estrategia de gobernanza de datos.