El Juzgado nº 4 de lo Social de Bilbao ha estimado parcialmente una demanda de una empleada de BBVA que había solicitado al banco la posibilidad de adaptar su jornada laboral, sin merma de salario ni cambio de oficina, algo a lo que el banco se opuso, alegando «imposibilidad» por «necesidades organizativas», según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.