Algunos miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ya alertaron en la reunión de política monetaria celebrada entre el 2 y el 3 de febrero que el principal riesgo ya no era una normalización monetaria prematura sino tardía, según se desprende de las actas de dicho encuentro que ha publicado este jueves el BCE.