Vodafone España ha facturado 4.180 millones de euros en España en su año fiscal, que termina el 31 de marzo, un 0,3% más que en su año fiscal anterior, después de que la venta de dispositivos electrónicos compense la caída del 2% en los ingresos de servicio.