La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha afirmado este viernes que primarán las conexiones de gas entre Portugal, España y Francia, lo cual debería permitir reducir en un tercio las necesidades de gas ruso de la Unión Europea.