Vox quiere que se eximan en la declaración del IRPF los gastos de manutención de los hijos a cargo, con independencia de la situación legal o afectiva de sus progenitores. La propuesta de esta formación es que este gasto de manutención no tenga consideración de renta disponible a la hora de declarar el impuesto.