La vicepresidenta de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha acusado al PP de hacer «populismo fiscal» por abogar por la desaparición de los impuestos y le ha reprochado su rechazo a subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.000 euros y a elevar los impuestos a las personas con más ingresos.