La rebaja del IVA a determinados alimentos para abaratar la cesta de la compra restaron a la recaudación 254 millones de euros